bör

(piel en húngaro)

Nuestra piel nos protege, es la primera línea de nuestro cuerpo que se encuentra en contacto con el mundo que nos rodea. Así como nuestra ropa interior es la primera prenda que se encuentra en contacto con nuestra piel para proteger lo más delicado de nuestro cuerpo. 

En bör encontramos la manera de cuidarnos a nosotros y al mundo que nos rodea.

A partir de nuestra línea de ropa interior de algodón orgánico queremos fomentar un consumo consciente y responsable, mostrando la integridad de nuestros productos y haciendo hincapié en la transparencia de su desarrollo desde el cultivo del algodón hasta la confección de las prendas.

Nuestro algodón orgánico se encuentra certificado por entidades internacionales bajo estándares específicos que regulan el impacto ambiental y social de nuestros productos. Se cultiva libre de pesticidas y químicos, evitando la contaminación del agua y la tierra, lo que contribuye con la salud y el bienestar de los agricultores, la biodiversidad y los ecosistemas. A su vez, cuenta con propiedades hipoalergénicas, que cuidan nuestra piel y evita la exposición a sustancias tóxicas.

A partir del uso de algodón orgánico no solo buscamos disminuir el impacto ambiental, sino también combatir la esclavitud moderna del negocio de la moda, brindando condiciones de trabajo dignas a las personas involucradas en todas las etapas del desarrollo de nuestros productos.

En bör creemos que pequeñas acciones tomadas colectivamente pueden crear un cambio real.