Guía para lavar y cuidar tus prendas

Te compartimos algunos tips y consejos para que tus prendas sean más duraderas y conserven su calidad a través del tiempo.

Lavado a mano

Lavar tus prendas a mano ayudará a conservar su calidad, ya que de esta manera evitamos fricciones excesivas en la tela y prevenimos que los elásticos se estiren y retuercen. Te compartimos el paso a paso ideal para este tipo de lavado:

  1. Remojar la ropa en un recipiente con agua fría y jabón neutro.
  2. Gentilmente limpiar las manchas frotando suavemente la prenda.
  3. Dejar reposar la prenda dentro del recipiente unos minutos.
  4. Enjuagar suavemente hasta que no queden restos de jabón.
  5. Para secar, no retorcer ni estrujar la prenda, envolverla suavemente en una toalla para que absorba el exceso de agua.
  6. Secar la prenda colgada o extendida (preferiblemente a la sombra). 

*Para las prendas de tintes naturales, recomendamos el lavado en lavarropas (programa delicado y a temperatura baja) para conseguir un lavado más uniforme, evitando que algunos sectores de la prenda se vean expuestos a una mayor fricción que otros.

Lavado en lavarropas

Si optas por el lavado en lavarropas, te dejamos estos tips para reducir el impacto que el lavado tendrá en tus prendas y en el Medio Ambiente:

  1. Usar bolsitas para separar tus prendas delicadas dentro del lavado.
  2. Si vas a lavar corpiños, siempre chequear que el ganchito de la espalda este sujeto, de esta manera evitarás que se enganche con otras prendas.
  3. Siempre lavar en un programa para prendas delicadas a baja temperatura (no más de 30 grados) y así evitar que la prenda encoja.
  4. No centrifugar ni secar en secarropas. Secar colgado.